El retorno a la actividad física para Santiago Hernández, un atleta de Chía



El pasado 27 de abril el Gobierno Nacional autorizó, a deportistas y a quienes quisieran salir a realizar actividad física, un espacio para poder desarrollar estas actividades. La medida fue aplaudida por muchos, pues grandes deportistas requerían este espacio para no perder su progreso y condición física durante el tiempo que estuvieron en cuarentena.


Esto le pasó a un atleta reconocido de Chía, Santiago Hernández, quien hace parte del equipo Porvenir y ha pasado por grandes eventos internacionales como el Campeonato Mundial de atletismo de Menores y los Juegos Deportivos Bolivarianos.


Santiago lleva, además, una gran trayectoria en el atletismo, ha sido campeón panamericano juvenil en la distancia de 5.000 metros en Trujillo, Perú en el 2017, y doble campeón del centroamericano y del caribe escolar en 800 y 1.500 metros en Yucatán, México en el 2015.


Su preparación y destreza viene de años de entrenamiento y una disciplina impecable, pues antes de tener que atravesar por el aislamiento y la cuarentena, sus entrenamientos, 6 días a la semana, constaban de una jornada en la mañana, en la cual realizaba trabajos de fondo o resistencia, y en la otra jornada, en la tarde, desarrollaba entrenamientos de fuerza, velocidad, trabajo anaeróbico y mejorar los condicionamientos como el Vo2 (Volumen máximo de oxígeno)


El atleta tenía un calendario estipulado para asistir a 4 competencias en sudamérica con un itinerario que empezaba en Uruguay, luego pasaba por Chile, llegaba a Argentina, retornaba a Colombia a realizar la última competencia, y por último, su destino era Europa, en donde su objetivo era obtener las últimas marcas y registros que requerían para estar en los Juegos Olímpicos (JJOO), una de las competencias más importantes que se aplazó.


Cuando se dictó la cuarentena, el deportista tuvo que quedarse en casa, allí intentó estabilizar y mantener la preparación y la condición física que tenía, pues la idea no era bajar ese condicionamiento alcanzado, que es el que le permite correr a altas intensidades, y al estar quieto y encerrado por tanto tiempo, es posible perder mucho de este proceso.


Desde ese entonces los entrenamientos en casa estaban enfocados en trabajos de fuerza, biometría y trabajos de core, ejercicios que ayudan a mantener la condición física.



Cuando el Gobierno autorizó la salida, para Santiago fue muy notorio el cambio a la hora de ejercitarse nuevamente, por lo general estaba acompañado en sus entrenamientos y trabajaba con todo su equipo, por lo que ahora se debe entrenar solo, su cue