top of page

El intervalo musical del diablo



Debido a su entonación dificultosa y a que consideraban que su sonido era algo siniestro, en el Medievo se le denominaba diabolus in musica (el diablo en la música) y se consideraba un intervalo prohibido que había que evitar a toda costa. La primera prohibición expresa fue la de Guido de Arezzo, quien en su sistema hexacordal hizo del si una nota diatónica, que en el caso de la escala de fa, se convertirá en si♭, con el fin de evitar el tritono. En la música antigua, la Iglesia sostenía la idea de que el Diablo se colaba en la música a través de este intervalo. Para evitar esto, a la hora de componer, se prescindía del uso del si (la “sensible”, el séptimo grado de la escala) pues era un sonido que incitaba a la formación de la quinta disminuida o tritono.


Otra particularidad del tritono es que es simétrico. Es decir que al invertirse, el intervalo sigue siendo el mismo. Tomemos el ejemplo de Fa y Si. Desde Fa hasta Si hay tres tonos. Y desde Si hasta el Fa de la siguiente octava también hay tres tonos.


El tritono ocurre naturalmente en la escala mayor como el intervalo formado entre el cuarto grado y el séptimo de la escala mayor (por ejemplo, en la tonalidad de do mayor, se forma un tritono entre fa y si). En la escala natural menor, el tritono ocurre entre los grados segundo y sexto (por ejemplo, en la tonalidad de la menor se forma un tritono entre si y fa ). La escala menor melódica, que tiene dos presentaciones diferentes (ascendente y descendente), presenta el tritono en distintos lugares dependiendo de si la escala asciende o desciende.


Hay dos tipos de intervalos con una distancia de tres tonos, y son o bien de cuarta aumentada o de quinta disminuída que tienen una semiconsonancia, aunque rápidamente podamos llamarlos disonantes.


Pero si no empezamos desde un SI o un FA, ¿como creamos un tritono? Si partimos de un DO mayor pasamos hasta RE por un tono, hasta MI otro tono, hasta FA un semitono y como necesitamos un semitono más para llegar completar tres tonos convertimos el FA sin alteraciones en un FA sostenido, lo que viene a ser aumentar un semitono más.


Durante toda la Edad Media en la música pasaron a usarse solamente seis acordes de las siete notas y sus respectivos siete acordes. Pero si en la Edad Media se quería conocer su formación no era sino para evitar incluirlo en sus composiciones. Así la forma de excluir al denostado tritono era convirtiéndolo en intervalos mayores que disfrutaran de una consonancia imperfecta (intervalos de 3ªmayor y 6ª menor)


La quinta disminuída tiene su "sensible" (la última nota de la escala) en su nota más grave. Por lo que para dar las sensación consonante de cierre cambiamos la última nota por otra de un semitono menos, convirtiéndola así en un intervalo de "tercera mayor".


La cuarta aumentada es justamente la inversa de la quinta disminuída por lo que la "sensible" se sube un semitono para convertirlo en un intervalo de "sexta menor".


Espero que les haya gustado esta historia.

コメント


Entradas destacadas

Entradas recientes

Buscar por tags

Síguenos

  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
bottom of page