Copyright © 2019 Bogotá | Dirección: Nou Centro Empresarial, Piso 6, Oficina 634, Cajicá, Cundinamarca. Revista La Gran Sabana. alejo.turola@revistalagransabana.com Teléfono: 815.1110 | +573213613206 | +573213595700,

REVISTA DE LA SABANA DE BOGOTÁ REVISTA DE NEGOCIOS EN COLOMBIA, CUNDINAMARCA

ARTE

Federico y Camilo Gaitán Quintero
Dejan huella con su obra creadora
La plástica de estos artistas, enaltece la Sabana de Bogotá con las piezas de gran tamaño “Huellas del Campo”, “Acates”, “Amarna” y “Esfinge”

Los artistas plásticos Federico y Camilo Gaitán Quintero, siguen dejando huella con su obra creadora, plasmándola en lienzos y a través de esculturas de gran formato, moldeadas en hierro, acero inoxidable, bronce, acero cold rolled, entre otros materiales. Con “Ciudad del inconsciente”, estos hermanos nacidos en Bogotá hace 35 años, siguen atrapando al público, nacional e internacional, que ha visto madurar su trabajo tras haber encontrado un lenguaje propio para traducir la dinámica urbana. La plástica de los hermanos Gaitán Quintero también enaltece la Sabana de Bogotá con las piezas de gran tamaño “Huellas del Campo”, en homenaje a Cota; “Ácates”, ubicada en la Universidad Militar Nueva Granada, Campus Cajicá; “Amarna” y “Esfinge”, exhibidas en el área externa de Inversiones Milenium, en Chía (colección privada). La inquietud por el arte se despertó en ambos jóvenes a la edad de 12 años, cuando comenzaron a trabajar la orfebrería. Ese primer paso fue el punto de partida para enlazarse con la luz, el color y la forma que ya era parte de su cotidianidad, pues les  viene de su familia materna.

>Fiel compromiso

En conversaciones con Federico y Camilo conocimos sobre su compromiso con las artes plásticas. La formalidad con la que asumen su trabajo ha dado frutos. Pese a su juventud, ya tienen ganado un mercado donde exhibir y vender sus piezas, tanto dentro como fuera de Colombia. Estados Unidos y Francia son dos de los países donde mayormente se aprecia la obra de ambos, lo que les permite proyectarse internacionalmente. “Cuando nos preguntan si se puede vivir del arte decimos que sí, pese a que en el 80% de los casos no ocurre. El asunto está en asumir este oficio con la seriedad que merece. El artista debe levantarse temprano, ponerse a trabajar y producir”, señalaron. Esta filosofía frente a su labor creativa los mantiene vigentes 

Agencia de #SocialMedia

     Compartir