Copyright © 2019 Bogotá | Dirección: Nou Centro Empresarial, Piso 6, Oficina 634, Cajicá, Cundinamarca. Revista La Gran Sabana. alejo.turola@revistalagransabana.com Teléfono: 815.1110 | +573213613206 | +573213595700,

REVISTA DE LA SABANA DE BOGOTÁ REVISTA DE NEGOCIOS EN COLOMBIA, CUNDINAMARCA

SABANEANDO

Catedral de Sal de Zipaquirá
La “Primera Maravilla de Colombia”

Un lugar de obligada visita cuando se llega a la Sabana de Bogotá, es la Catedral de Sal de Zipaquirá, la cual tiene un gran valor como patrimonio cultural, religioso, ambiental y turístico. Considerada como la “Primera Maravilla de Colombia” y construida en el interior de la mina de sal de Zipaquirá, representa uno de los principales atractivos turísticos del país y encanta a quienes la visitan, pues está alejada del ruido cotidiano por encontrarse a 180 metros bajo la superficie. En realidad se trata de un sitio turístico, es más como un museo que como un verdadero templo catedralicio pues no es la sede de ningún prelado. 

Su origen data del periodo cretácico, cuando esta zona estaba ocupada por un mar que quedó cerrado. Tras el proceso de evaporación del agua quedaron estos enormes depósitos de sal que se fueron mezclando con el terreno, solidificándose y transformándose en grandes rocas de altísimo contenido salino. Es por ello que la sal está mezclada con otros minerales. Zipaquirá está localizado en la provincia de Sabana Centro, a 42 kilómetros de Bogotá. Antes de la llegada de los conquistadores fue un importante centro de comercio de sal, producto vital para conservar los alimentos en aquella época. 

Esta espectacular iglesia subterránea forma parte del complejo "Parque de la Sal", espacio cultural temático dedicado a la minería, la geología y los recursos naturales.

Poco a poco, a un promedio de 50 Km/h la locomotora llega a su destino final en Zipaquirá, una ciudad que mantiene la arquitectura típica de la región y donde a los pasajeros son recibidos con gusto: restaurantes, tiendas, artesanos y toda una ciudad turística que recorrer. Los pasajeros que se bajaron del tren pueden escoger, entre visitar el casco histórico, el cual a pesar de los años se ha mantenido, recorrer el pueblo, la iglesia, sus casas, ir a la mina de sal, visitar el parque central, ir de "shopping", almorzar, en fin, aprovechar las bondades que ofrece la ciudad.
Los invitamos a disfrutar de un tren de fines de semana, que devuelve a los más viejitos los tiempos de la locomotora, y a los jóvenes los enamora en un pasado que ahora pueden vivir. 

Considerada una joya arquitectónica de la modernidad y construida en el interior de las minas de sal de Zipaquirá, representa uno de los principales atractivos turísticos del país.

>La nueva Catedral

La nueva Catedral de Sal de Zipaquirá se comenzó a construir en 1991 debajo de la catedral antigua y fue finalmente inaugurada en diciembre de 1995. Es considerada como uno de los logros arquitectónicos y artísticos más notables de la arquitectura colombiana, se le otorga incluso el título de joya arquitectónica de la modernidad. El diseño arquitectónico y artístico de la nueva Catedral de Sal es del arquitecto bogotano Roswell Garavito Pearl. Fue aprobado tras la elección del proyecto de un total de 44 propuestas presentadas en un concurso convocado por la Sociedad Colombiana de Arquitectos, en 1990. 

Su diseño comprende tres secciones principales: el viacrucis, la cúpula y naves. En su interior se encuentra una rica colección artística, especialmente de esculturas de sal y mármol en un ambiente lleno de un profundo sentido religioso. A lo largo de la galería de acceso se encuentran las estaciones del Viacrucis: un recorrido que hace memoria del Camino al Gólgota de Jesucristo con su Cruz. 

Desde el acceso se escenifica un “Viacrucis” que lleva hasta la sala central presidida por un imponente crucifijo vaciado en la roca e iluminado de blanco. Es la cruz más grande del mundo bajo tierra con unas medidas de 16 metros de alto por 10 de ancho. 

Después de pasar la Vía del Viacrucis, se encuentra el domo o cúpula, que simboliza los cielos en la religiosidad cristiana. En este mismo espacio encontramos La Creación del Hombre, Homenaje a Miguel Ángel, obra del escultor Carlos Enrique Rodríguez Arango. La Catedral también cuenta con un auditorio para reuniones y pese a que está bajo tierra, cuenta con todas las comodidades de cualquier sala de conferencias moderna. Esta excelente obra de ingeniería tiene diseñado un sistema de ventilación perfecto gracias a los diversos túneles y galerías, permitiendo albergar a la vez hasta 7.000 personas sin ningún tipo de riesgo. 

En 2007 mediante un concurso para elegir Las Siete Maravillas de Colombia, la Catedral de Sal obtuvo la mayor votación, convirtiéndola en la Maravilla número uno del país. También fue propuesta entre las Nuevas Siete Maravillas del Mundo Moderno.

>Fácil acceso

Los viajeros que llegan a Zipaquirá encontrarán en la Catedral de Sal un lugar místico al que se puede llegar sin ninguna dificultad, incluso en transporte público o por medio del Turistren. En la estación de Transmilenio Portal Norte dirigirse a la sección de buses intermunicipales y abordar uno hacia Zipaquirá. 

Para ingresar al lugar se deben adquirir los boletos directamente en el parque o vía online a través de su página web. El horario de las oficinas de la Catedral de Sal es de lunes a viernes, 8:00am a 12:30pm y de 2:00pm a 4:00pm. El plan, que dura aproximadamente hora y media,  incluye ingreso a Catedral de Sal, show de luces y sonido, película en 3D y recorrido guiado. Las tarifas son las mismas todos los días.

Para comodidad de los turistas, dentro del Parque de la Sal se cuenta con una plazoleta de comidas y si quieren seguir disfrutando de las bellezas que ofrece el municipio Zipaquirá, pueden alojarse en cualquiera de los hoteles que funcionan en casas estilo colonial, que son ideales para las familias.

Consulta la
Agenda de eventos en Cundinamarca Bogotá

Aquí podras encontrar los eventos y actividades mas destacadas. 

Enterate de lo que pasa en La Gran Sabana de Bogotá

Cancún, Riviera Maya

Anuncio

Paella Mariscos Cundinamarca Colombia

     Compartir