Cannabis medicinal: Depresión

EL POTENCIAL ANTIDEPRESIVO DE LA PLANTA PODRÍA DEBERSE ENTRE OTRAS COSAS A LA CAPACIDAD DEL CBD DE ACTIVAR RECEPTORES SEROTONINÉRGICOS


La depresión es una patología que afecta a más de 300 millones de personas en el mundo. Sin embargo es preciso tener en cuenta que existen diferentes grados de depresión.


A grandes rasgos, no es lo mismo una depresión crónica (como un trastorno depresivo persistente, también llamado distemia) que una depresión reactiva o trastorno adaptativo (aquella que se produce como respuesta a un acontecimiento negativo de la vida del sujeto, y que puede aparecer semanas o meses después del desencadenante).


En este sentido es importante señalar que sentirse triste debido a causas traumáticas como la pérdida de un empleo, la ruptura de una relación amorosa o el fallecimiento de un ser querido no constituyen una depresión, aunque los síntomas puedan asemejarse y vulgarmente se describa ese período como tal.


Los síntomas de la depresión incluyen tristeza, decaimiento y desánimo, desinterés en el marco de un profundo sufrimiento, alteraciones del sueño, el peso, la concentración, la capacidad de pensar y sentir placer. Los casos graves pueden llevar al suicidio.


Tratamiento tradicional

Los cuadros leves de depresión pueden revertirse con psicoterapia.


En casos de síntomas persistentes la psicoterapia es acompañada de psicofármacos como antidepresivos, que a veces se potencian con estabilizadores de ánimo, como el valproato, o con psicoestimulantes, como el modafinilo


Tratamiento con cannabis

El sistema endocannabinoide se altera en estados depresivos. Los estudios al respecto indican menores niveles de endocannabinoides en personas deprimidas y también se ha constatado mayor cantidad de receptores CB1 en la corteza prefrontal post mortem de personas suicidas con diagnóstico de depresión.


El potencial antidepresivo de la planta podría deberse entre otras cosas a la capacidad del CBD de activar receptores serotoninérgicos (receptores del neurotransmisor serotonina, sobre los cuales también actúan los antidepresivos más empleados en la actualidad).


CUIDADOS GENERALES


Es importante recordar que el cannabis debe emplearse como fitoterapia complementaria y no como reemplazo del tratamiento.

Su uso debe supervisarse por un médico y un familiar.

Se aconseja llevar un registro de efectos inmediatos y a largo plazo.

El modo de administración influye en los efectos y su duración.

Deben ser especialmente precavidos los adultos mayores y quienes tienen antecedentes cardiovasculares, hepáticos, renales o psiquiátricos.

Las flores deben estar libres de hongos y agroquímicos.

Los extractos no deben contener alcohol ni contaminantes.


Fuente

Entradas destacadas