Emprendedores: Las personas detrás de proyectos destacados en La Sabana de Bogotá


Detrás de cada proyecto exitoso existe un equipo que trabaja incansablemente para sacar una empresa adelante, y detrás de ese equipo existe una mente visionaria, que visualiza su idea y la lleva a cabo. Aquí te presentamos los 7 empresarios que ha llevado el nombre de la sabana de Bogotá más allá de las fronteras colombianas, de quienes trabajan por la comunidad, y quiénes construyen viviendas para todos los estratos en la región.

>Orlando Díaz Canasto, Alcalde de Cajicá

"Aún tenemos campo que cuidar"

Nada mejor que ser nativo de Cajicá y haber vivido toda la vida allí, para saber las necesidades, sueños, anhelos y problemas de los habitantes de este municipio. Este es el caso de Orlando Díaz Canasto, el actual Alcalde de Cajicá, quien nació, creció y se formó profesionalmente en esta ciudad, y hoy en día asume el reto de encabezar el desarrollo de su municipio.

"Tengo ahora la oportunidad de seguir trabajando por el crecimiento ordenado y organizado de este municipio, procurando que se desarrolle principalmente con consciencia social, que permita brindar educación, cultura -en la cual hemos crecido tanto-, deportes, temas de emprendimiento para los jóvenes y por supuesto con la posibilidad de tener mejores servicios públicos", expresó Orlando Díaz en entrevista exclusiva para la Revista La Gran Sabana.

Orlando Díaz Canasto

"Tengo ahora la oportunidad de seguir trabajando por el crecimiento ordenado de este municipio"

Destacó, que gracias a su profesión, Ingeniero civil y con especialización en Planeación Territorial, ya venía trabajando para el municipio como Concejal, Fundador Comunal e incluso en la Contraloría de Cundinamarca en el área de Infraestructura. Este cajiqueño sencillo y afable, resalta por su sensibilidad social y la gran preocupación por la búsqueda del beneficio para la comunidad, lo que lo lleva a tener también otro sueño: que no se pierda la convivencia y que haya espacios para ello. "Es lo que sucede en las grandes urbes, se vuelven lugares de todos y de nadie, por eso reitero que no estamos en contra del desarrollo, pero sí queremos que sea concertado. Como dice la canción de Roberto Carlos "No estoy en contra del progreso, si hay un buen consenso".

(Sigue leyendo la entrevista completa...)

>Germán Mesa

"Con el corazón sembrado en la sabana de Bogotá"

Germán Mesa

Uno de los hombres a quien se le reconoce por haber coadyuvado en el progreso de la Sabana y muy especialmente con el municipio Cajicá es Don Germán Mesa, presidente de Inversiones y Construcciones La Mansión. Su oficio inicial, a los 16 años, como auxiliar contable de una cooperativa de cebolla, es ahora parte del recuerdo de una vida de emprendimiento y éxitos que comenzó a dar sus frutos hace unos 20 años con el nacimiento de La Mansión del Tapete, una reconocida fábrica artesanal de alfombras y tapetes.

La influencia de Mesa en Cajicá se evidencia en cada obra de infraestructura que lleva el sello de Inversiones y Construcciones La Mansión. En la Sabana de Bogotá se le considera como el constructor que llevó al municipio "a la gente importante", a juzgar por las mansiones y quintas que desde hace 15 años comenzó a construir.

Como presidente de Inversiones Construcciones La Mansión,

este empresario

ha contribuido enormemente con el desarrollo de la Región

Mesa nos comenta los inicios en el municipio: "Estando en esa fábrica de alfombras y tapetes, los clientes nos preguntaban a cada rato que cómo podíamos ayudarles con las remodelaciones de sus casas, apartamentos, fincas, y logramos introducir ese segmento dentro de la fábrica de alfombras y tapetes; comenzamos así a asesorar en la construcción, remodelación de casas de campo y apartamentos".

Para la época, Cajicá era un municipio conocido tradicionalmente por la fábrica más grande de alfombras de Colombia, Tapetes LAV, que fue prácticamente la fundadora de los tapetes y alfombras en el país. Ese atractivo atrajo la atención de visitantes y turistas a la zona, quienes llegaban a comprar las famosas alfombras de LAV para llevarlas a diferentes partes del mundo. Es así que cuando LAV industrializó su producción, con tecnología más avanzada para la época, desechó los telares manuales y los fue vendiendo a los habitantes de Cajicá. Uno de esos telares fue comprado por la familia Mesa y arrancó la producción artesanal de La Mansión del Tapete.

(Sigue leyendo la entrevista completa...)

>Andrés Jaramillo