• Facebook Revista La Gran Sabana
  • Twitter Revista La Gran Sabana
  • Instagram Revista La Gran Sabana

Copyright © 2019 Bogotá | Dirección: Nou Centro Empresarial, Piso 6, Oficina 634, Cajicá, Cundinamarca. Revista La Gran Sabana. alejo.turola@revistalagransabana.com Teléfono: 815.1110 | +573213613206 | +573213595700,

REVISTA DE LA SABANA DE BOGOTÁ REVISTA DE NEGOCIOS EN COLOMBIA, CUNDINAMARCA

  • Revista La Gran Sabana

2020: Perspectivas económicas para la Sabana de Bogotá

Actualizado: feb 12


2019 no fue un año particularmente estable. Si bien se cumplieron los pronósticos en lo referente al crecimiento económico, el cual se calculaba sería superior al 3,4 %, algunas contingencias como la primera subida significativa del dólar en tres años, la caída de las exportaciones, además de ciertos eventos de carácter político, generaron algo de incertidumbre. Hubo además una disminución significativa de la inversión extranjera, aunque esta creció en el último trimestre.


El año cerró con dos acontecimientos los cuáles, para bien o para mal, tendrán repercusión no sólo en 2020, sino también en los años siguientes. Por un lado, la sentencia de la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) contra UBER, que crea un precedente para otras empresas ligadas a la economía colaborativa y la economía digital; y por el otro, la controvertida Ley de Crecimiento, conocida también como reforma fiscal, la cual tendrá, sin duda, un impacto significativo en la sociedad.


A todo esto hay que añadir, por supuesto, acontecimientos internacionales que se han dado a comienzos de año, tales como el acuerdo comercial entre Estados Unidos y China, las relaciones de la primera economía del mundo con Irán, y la situación convulsa que se ha venido dando, desde el año pasado, en países como Chile. Todo esto sin obviar el inmenso flujo de venezolanos los cuáles, bien aprovechados, podrían sumar, y no restar, recursos a la nación.


Cabe agregar que el Banco Mundial, para este año, ha vuelto a pronosticar un crecimiento superior al 3% para Colombia. Veamos cómo esto puede tener incidencia, a un nivel más local, en la Sabana de Bogotá.


2020 en la Sabana de Bogotá

La Sabana de Bogotá se ha convertido, desde hace unos 15 años, en una zona atractiva para vivir y para hacer negocios. El precio del metro cuadrado tiene un valor bastante bajo si lo comparamos con la capital del país. Todo ello sumado a servicios públicos de calidad y un entorno que mezcla lo mejor del campo y la ciudad. Un gran incentivo para adquirir viviendas y locales comerciales dentro de municipios como Cajicá o Zipaquirá.


Las cifras de empleo son bastante altas: 800 mil personas trabajan en la Sabana, cifra mayor a los 540 mil habitantes de la región. Todo esto se debe a las 31 mil compañías, en su mayoría microempresas están registradas en la zona. Aunque la Sabana de Bogotá no es ajena a las contingencias nacionales e internacionales, su rentabilidad sigue creciendo día a día, y se espera que para 2022 supere el 20%.


Además del metro cuadrado, así como un ambiente donde se mezcla lo campestre con lo urbano, la Sabana posee comercios, atracciones turísticas y servicios públicos de calidad que contribuyen a revalorizar cada vez más la zona.


En general, se calcula que, entre 2018 y 2019 hubo un crecimiento del 20% en cuanto a empresas registradas en Cundinamarca, lo cual se mezcla con un promedio anual de 10 mil habitantes nuevos por año. El mercado inmobiliario vive su mejor momento en la región, pero además, otras áreas de la economía están siendo también estimuladas. El aumento de la población y el empleo trae, además, más personas con poder adquisitivo, es decir, más incentivos para el comercio.




Pronósticos para la Sabana de Bogotá

Desde hace un lustro la economía colombiana ha estado en constante crecimiento, a pesar de las contingencias tanto nacionales como internacionales. En el caso de la Sabana de Bogotá, su porcentaje de crecimiento es mayor al promedio de la nación. Ello significa que, a pesar de los factores externos, se espera, en 2020, un ascenso en lo comercial y lo financiero.


Asimismo, otros países de Latinoamérica han dado un giro drástico en materia política, lo cual genera un clima hostil para la inversión. Ello aumenta el atractivo de Colombia, que ofrece un entorno más amigable para las empresas extranjeras. Esas corporaciones, por supuesto, podrían tomar en cuenta áreas más específicas como la Sabana, con condiciones extraordinarias para la industria y el comercio.


En cuanto a la reforma fiscal, puede servir de estímulo para las 31 mil empresas existentes en la región, ya que, entre otras cosas, prevé la reducción del impuesto sobre la renta. Esto significa una disminución, en cuanto a costos de producción, para los pequeños empresarios. Podría traer como consecuencia más plazas de trabajo, por ejemplo.


En cuanto al tema de UBER, es indudable que esto tendría un impacto poco positivo, ya que este tipo de emprendimiento, más ligado a la economía digital que al transporte tradicional, es producto de una necesidad. Tanto el gobierno nacional como los gobiernos locales, incluyendo Cundinamarca y los municipios al norte de Bogotá, deben crear una legislación actualizada, adaptada a empresas tecnológicas y digitales, así como a la llamada “economía colaborativa”.